Maria Luisa Garcia

Barcelona

 Hacia ya un par de años que tenía en mi lista de tareas pendientes desarrollar algo que aportase calma y serenidad al día a día; practicaba ejercicio físico, vida ordenada y momentos de felicidad frágiles y espontáneos. 

Creo que lo que más me impulsó a practicar meditación era la sensación continuada de vivir en una gran "queja".

Me sentía disgustada con el entorno, con la sociedad, con el comportamiento humano teniendo la sensación de que estábamos en un gran error.  ¿Me preguntaba por qué no podía confiar en los demás?

Era una sensación de vivir "sin conciencia".

 

Conocer la meditación me ha servido para eliminar lo superfluo y llegar a lo importante. 

Quizás la palabra clave para mi es "Limpiar." Tras varios meses con constancia he conseguido TRASCENDER y encontrar una conciencia real.

Esta conciencia verdadera me da más ligereza y más energía para vivir sin cargar con peso. También creo que da más inteligencia y más capacidad. Cuando lo consigues te animas y crece la calma en ti mismo. 

 

Siendo una persona que me gusta involucrarme y vivir en sociedad, la meditación me ayuda a focalizar. y acabas desarrollando tu potencial de ser humano. Si vives con la meditación reduces la posibilidad de encontrarte " enemigos"       saboreas más tu vida y la encuentras más dulce.

 Espero que explicarlo a todos genere una paz dinámica y colaboremos con el universo.